Eventos

Festival Bravo 2019

 

Después de un año de ausencia, este festival boutique con sede en Valle de Bravo, Estado de México organizado por ECO, Archipiélago y OCESA regresó para su segunda edición con un cambio de venue y un lineup más inclinado a la electrónica. A pesar de que el recinto se encontraba muy lejos del mismo Avándaro, que incluía una travesía de 10 minutos en terracería y llegar caminando no era una opción, el festival contó con un gran número de asistentes que poco a poco fueron llegando y poniendo ambiente.

Con tres escenarios, se podría decir, el Festival Bravo en esta edición se enfocó más a la música electrónica en todas sus facetas incluyendo actos en vivo; el escenario principal que albergó estos actos parecía muy pequeño y simple comparado al de la primera edición, aunque cabe destacar que el sonido era muy bueno pero el polvo era demasiado en ese espacio que te hacía toser por ratos.

El segundo escenario, más enfocado a los beats más fuertes y sucios, patrocinado por una famosa marca de vodka, fue testigo de probablemente los mejores actos del festival y el espacio estaba muy ad hoc al tema ecólogico-naturaleza, aunque para llegar necesitabas subir una colina repleta de tierra y polvo, al final valía la pena. Uno de las mejores partes del Festival Bravo, fue la instalación de Cocolab llamado Hidden Nature, para poder entrar, curiosamente debías hacer fila al estilo antro, subir y subir por un camino casi oscuro donde podías resbalarte o atorarte con las ramas, pero al llegar era como encontrar el objetivo del este evento: reencontrarte con la naturaleza, una instalación que hacía lucir a los árboles como si estuvieran repletos de luciérnagas acompañado de sonidos propios del bosque. ¿Iría a Festival Bravo 2020? Aun no lo sé, si hay una tercera edición, primero me gustaría ver el lineup y donde sería para poder tomar esa decisión.

You may also like